Fondo

Documento para retiros de las comunidades.

En el caminar de las Comunidades debemos escuchar la voz del Espíritu Santo y conocer la realidad donde vivimos. El Espíritu va tejiendo y entretejiendo la vida personal, comunitaria y social en la historia, acontecimientos, movimientos, organizaciones y en las estructuras sociales, políticas y económicas. Propongo siete retiros y dos temas comunitarios en cada retiro para ser practicados en las reuniones comunitarias y grupos bíblicos. En los retiros tendremos diez puntos y en las reuniones comunitarias seguimos los tres pasos de la comunidad: ver, pensar y actuar. Este camino nos animará a descubrir la presencia y acción del Espíritu de Dios y nos dará luz para interpretar las Sagradas Escrituras, inspiradas e inspiradoras por el Espíritu de Jesús, para comprender el mensaje salvífico (santificador y liberador) del Evangelio de Jesucristo; y nos impulsará, por la fuerza del Espíritu Santo, a comprometernos y servir en la misión de transformar el mundo en Reino.

He aquí un recorrido histórico de los modelos de Iglesia y los ministerios.

¿Adónde van las religiones y las Iglesias? El cambio de era que  estamos viviendo nos obliga a replantear las expresiones religiosas y  eclesiales de las espiritualidades presentes en todas las culturas y  tradiciones. Estamos al final de ciertas concepciones y organizaciones  tanto de las grandes religiones como de la Iglesias cristianas. La  cultura agrícola tradicional había sido la matriz de ellas. Al fenecer y  ser sustituida por una cultura de la comunicación y de la tecnología,  las religiones y las Iglesia se están replanteando sus maneras de  organizarse, su culto, sus dogmas, sus criterios… para renovarse en  fidelidad a las intuiciones de sus fundadores y las experiencias pasadas  más fructíferas. La globalización nos exige relativizar las  realizaciones humanas, volver a lo esencial y aprender de los demás y de  las otras Iglesias y religiones.

También han aparecido, en las Iglesias cristianas, nuevas comprensiones  de la Biblia, de Jesús, de las Primeras Iglesias, de la fe cristiana…  para actualizarse y renovarse. Vamos a profundizar, por una parte, aquí  la persona (histórica) y la misión (el Reino) de Jesús y, por otra, las  diversas expresiones de las Iglesias primitivas. Esto nos confirmará la  validez de nuevas experiencias eclesiales, especialmente las que surgen  de los cristianos pobres tanto de la ciudad como del campo. Unas formas  religiosas y eclesiales mueren mientras otras surgen. Nos reunimos,  rezamos y actuamos para discernir dónde el Espíritu de Dios nos ayuda a  ser creativos y comprometidos en fidelidad a la palabra, la práctica y  el testimonio de Jesús y de las primeras Iglesias. 

Nos ayudaremos también a precisar mejor todas estas novedades para no  errar en vano. El sufrimiento injusto, contrario a la voluntad de Dios,  de millones de pobres y excluidos nos lo exige.

Identidad de las Comunidades Eclesiales de Base Ayer y Hoy, es un  texto para profundizar sus raíces en la Biblia, en el magisterio de la  Iglesia y para clarificar cuál es su aporte al mundo de hoy.

 La pregunta: ¿quiénes son las CEB en el siglo XXI? Nos invita a volver  a nuestras fuentes, a mirar nuestra historia, a fortalecer nuestro ser y  nuestro quehacer en la construcción de la Iglesia y de una sociedad  justa y solidaria. Las Comunidades Eclesiales de Base tienen una  identidad propia.

 Una de las líneas de la Planeación Estratégica de las CEB de México es  la identidad; queremos que oriente nuestro trabajo como expresión de la  Iglesia de los Pobres, para responder al Dios Trinidad que nos invita a  vivir en comunidad y hacer frente a las nuevas exigencias de un México  plural y en proceso de cambio.

Documento que presenta los elementos fundamentales de la identidad  de las CEBs

El tratamiento que da el Catecismo de la Iglesia Católica a la oración denota la importancia que le asigna el Magisterio de la Iglesia a la misma.

La oración es la llave que abre nuestro corazón y nuestra alma al Espíritu Santo; es decir, a Su acción de transformación en nosotros. Al orar, permitimos a Dios actuar en nuestra alma -en nuestro entendimiento y nuestra voluntad- para ir adaptando nuestro ser a Su Divina Voluntad. (cfr. Catecismo de la Iglesia Católica #2825-1827)

La oración nos va descubriendo el misterio de la Voluntad de Dios. (cfr. Ef.1, 9)

La oración va conformando nuestro ser a esa forma de ser y de pensar divinas: nos va haciendo ver las cosas y los hechos como Dios los ve. Ver el mundo con los ojos de Dios.

En el silencio Dios se comunica mejor al alma y el alma puede mejor captar a Dios.  En el silencio el alma se encuentra con su Dios y se deja amar por El y puede amarle a El.

En el silencio el alma se deja transformar por Dios, Quien va haciendo en ella Su obra de "Alfarero", moldeándola de acuerdo a Su Voluntad (cfr.Jer.18,1-6).

La oración nos va haciendo conformar nuestra vida a los planes que Dios tiene para nuestra existencia.

En fin: la oración nos va haciendo cada vez más "imagen de Dios",  nos va haciendo más semejantes a Cristo.

La oración nos va develando la verdad, sobre todo la verdad sobre nosotros mismos:  nos muestra cómo somos realmente, cómo somos a los ojos de Dios.

Descarga el Credo Pascual.

Las CEB tienen una espiritualidad que se vive y alimenta de la  Palabra de Dios escrita en la Biblia y de la Palabra de Dios acontecida  en la vida. Con el Ver, Juzgar y Actuar las CEB han creado un método que  facilita y motiva partiendo siempre del análisis de la realidad (VER),  confrontado con la Biblia tratando de iluminar desde la práctica y  enseñanza del Jesús histórico (JUZGAR), a fin de tener elementos para  poder responder a la pregunta: ¿Qué quiere Dios de nosotros en estas  circunstancias o realidades que nos tocan vivir? (ACTUAR). Es así como  han ido surgiendo los distintos ministerios motivados por la solidaridad  cristiana y el profundo deseo de que se establezca la paz con justicia  y dignidad.

El presente trabajo analiza la incidencia de la minería  metalífera transnacional en la producción económico-política de la  ‘escasez del agua’ y su impacto en la profundización de las  desigualdades hídricas a nivel mundial. En clave de ecología política,  se procura desnaturalizar la noción misma de ‘agua’, devolviéndole su  complejidad en tanto recurso y fuente de poder clave en la dinámica de  las sociedades humanas. Para ello se contraponen las concepciones del  agua propias de las culturas pre-modernas con la visión que la razón  científica moderna inaugura de la misma. Asimismo, al tomar nota de la  creciente circulación del agua como mercancía, se indaga en los impactos  re-distributivos que sobre los recursos hídricos involucra la  relocalización de las fases extractivas de la minería metalífera en la  región luego de las reformas neoliberales. Los conflictos surgidos en  torno a estos emprendimientos emergen en buena medida como conflictos  ecológico-distributivos en los que las disputas por la  significación-apropiación del agua ejercen un rol central. 

Observación: análisis sobre Agua y Minería Transnacional. Desigualdades hídricas e implicaciones biopolíticas
Palabras clave: Agua; modernidad; desigualdades ecológicas; minería transnacional

En la liturgia de Adviento, la Iglesia retoma la larga preparación y  espera de la primera venida del Salvador y sobre todo nos impulsa a  renovar el ardiente deseo de su segunda Venida (CIC 524). No se pretende  quedarnos en el pasado, ni evadirnos en el futuro, sino vivir el  encuentro con el Señor en el presente, puesto que éste es el único  momento del tiempo y de la vida en que vivimos realmente. El ciclo  litúrgico dedica cuatro semanas al tiempo de Adviento, pero en un  sentido profundo todo tiempo es Tiempo de Adviento, en especial el  tiempo desde la Ascensión del Señor a su Parusía.  En este artículo el lector encontrará un extenso y sustancioso material para utilizar en retiros o talleres sobre el Adviento.

Este texto, que en su original portugués lleva como título principal “Yo creo-nosotros creemos “, es un tratado de teología de la fe. Por eso simple y llanamente lo hemos titulado así.

La fe —se dice— es la respuesta del hombre a dios que se le revela. Ambas, pues —revelación y fe—, están íntimamente relacionadas. Son las dos caras de una misma moneda. No hay relación divina que no está destinada —intencionadamente— a ser acogida por el ser humano. Y no hay ser humano dispuesto a acoger la revelación divina que no haya sido constituido “oyente de la palabra” por la misma revelación salvífica trinitaria. “En este sentido, toda la humanidad es constituida como el gran pueblo de dios.

Elaborar esta relación íntima y fundamental entre revelación y fe constituye el desafío de este tratado de teología de la fe. Por esta razón no se estudian por separado, primero la revelación y luego fe, sino que, partiendo de la fe personal (“Yo creo”) en la iglesia (“nosotros creemos”) se engloba también el tratado tradicional de la Revelación en una única síntesis.

Pero esta reflexión no será meramente formal. Es decir, no se estudiará sólo la compatibilidad formal entre respuesta humana y propuesta divina. Se verá, más bien, de qué manera el ser humano —el alumno de teología— insertado en un contexto sociocultural y eclesial —modernidad, postmodernidad— es interpretado por la Revelación, es llamado a la respuesta de la fe.

Notemos, además, que esta reflexión teológica ha de hacerse en el contexto de América Latina, es decir, desde la presencia cuestionadora del pobre. Aquí, en nuestro continente la pregunta fundamental planteada a la fe cristiana, tanto personal como comunitaria, sigue siendo cómo se puede creer —como persona y como comunidad— en un continente dominado por una justicia que empobrece y excluye a las mayorías.

Tienes en tu mano más que un libro, una especie de manual para que puedas tú mismo desarrollar y hacer tuya esta herramienta de autoconocimiento. Tal vez sea ésta una de sus originalidades; la propuesta de conocer, entender y hacer tuya esta herramienta.

Sin duda, algo ayudará el hablar acerca de nuestras relaciones, que hacia esto en parte va el proponerte que conozcas y tomes esta herramienta como algo que te puede ayudar firmemente a manejar  tus relaciones, a hacerlas mas plenas y a darles calidad, tratando de entenderte y de entender a los otros.

Nuestra conducta humana es muy complicada. ¿Por qué? Por que no hay dos personas iguales. No podemos juzgar a los demás basándonos en lo que nosotros pensaríamos o haríamos, porque las diferencias individuales son enormes. El otro siempre es distinto y normalmente siempre tiene la culpa.

Ésta es como la tarea mayor:  aceptar la existencia de grandes diferencias entre los individuos e intentar comprender la otra parte.

Los problemas en nuestras relaciones humanas provienen siempre de malos entendidos. No entendemos el punto de vista del otro ni este entiende el nuestro. Recordemos que el Hombre- Mujer siempre actúa según lo que ve, según lo oye, según lo que siente y según lo que se imagina.

En un mismo lugar dos personas ven cosas completamente distintas, usan vocabularios diferentes.  Los hechos son los mismos su interpretación varia en función de cómo ve, cómo oye, siente o imagina cada uno. Esto está en la función de cada forma de ser, de la personalidad.

Miles de familias en la calle, con sus viviendas embargadas; millones de desempleados; el espectro de la crisis del 1929; unos banqueros desesperados; responsables enloquecidos… Eso pasaba en 2008.

Dos años más tarde, la escena es abrumadora: ese cataclismo que le tocó al mundo entero tendría que haber llevado a una revisión del modelo económico.
Esto es lo que propone Francisco Van der Hoff, Creador del comercio justo, cofundador de la marca Max Havelaar. Gracias a su experiencia con los más pobres, elaboró un modelo que escapa a la recesión y se muestra más eficaz para enfrentar las crisis que las prebendas del Estado Providencia.

Página 19 de 20
Spanish Catalan Dutch English French Haitian Creole Italian Portuguese

Búsquedas

Documentos

Expedientes

Contáctanos



Tenayuca 350,
Col. Sta. Cruz Atoyac

Del. Benito Juárez,
C. P. 03310
México, D. F.
 

Teléfonos:
(55) 5688-6336
procesosceb@gmail.com

Localízanos