Fondo

Mostrando artículos por etiqueta: Pablo VI

Lenta pero irremediable han ido desapareciendo los grandes protagonistas del Vaticano II, los papas Juan XXIII y Pablo VI y la inmensa mayoría de obispos,tanto renovadores (Suenens, Alfrink, Frings,Döpfner,König,Máximos IV, Lercaro, Helder Cámara…) como conservadores (Ottaviani y el gran opositor Lefêbvre). De los grandes teólogos conciliares (Rahner, Congar, De Lubac, Schillebeeckx, Jungmann, Häring, Murray…) sólo sobreviven Küng y Ratzinger,entonces muy jóvenes. También han fallecido los monjes de Taizé Roger Schutz y Max Thurian,
los observadores ortodoxos como Evdokimov y el patriarca Atenágoras de Constantinopla, con quien se abrazó PabloVI en señal de reconciliación ecuménica.
Incluso historiadores delVaticano II, como G.Alberigo y E.Vilanova, han ido lentamente desapareciendo. Los cristianos que de alguna manera vivieron el concilio, hoy son personas ya jubiladas. ¿Cómo transmitir a las jóvenes generaciones de hoy un acontecimiento del cual la mayoría de sus protagonistas ya
han desaparecido?
 
Autor
Víctor Codina
 
Editorial
Edita Cristianisme i Justícia, BDGACIJ,
 
Fecha de publicación original
2012
 
Número de edición 
No tiene
 
Tipo del contenido
Publicación periódica: artículo en revista digital
 
Formato del contenido:
PDF
 
Desde que fuimos elegidos a la Cátedra de Pedro, hemos puesto constante cuidado en incrementar el culto mariano, no sólo con el deseo de interpretar el sentir de la Iglesia y nuestro impulso personal, sino también porque tal culto —como es sabido— encaja como parte nobilísima en el contexto de aquel culto sagrado donde confluyen el culmen de la sabiduría y el vértice de la religión y que por lo mismo constituye un deber primario del pueblo de Dios (1). Pensando precisamente en este deber primario Nos hemos favorecido y alentado la gran obra de la reforma litúrgica promovida por el Concilio Ecuménico Vaticano II; y ocurrió, ciertamente no sin un particular designio de la Providencia divina, que el primer documento conciliar, aprobado y firmado "en el Espíritu Santo" por Nos junto con los padres conciliares, fue la Constitución Sacrosanctum Concilium, cuyo propósito era precisamente restaurar e incrementar la Liturgia y hacer más provechosa la participación de los fieles en los sagrados misterios (2). Desde entonces, siguiendo las directrices conciliares, muchos actos de nuestro pontificado han tenido como finalidad el perfeccionamiento del culto divino, como lo demuestra el hecho de haber promulgado durante estos últimos años numerosos libros del Rito romano, restaurados según los principios y las normas del Concilio Vaticano II. Por todo ello damos las más sentidas gracias al Señor, Dador de todo bien, y quedamos reconocidos a las Conferencias Episcopales y a cada uno de los obispos, que de distintas formas ha cooperado con Nos en la preparación de dichos libros.
 
Autor 
PABLO VI
 
Editorial
Vatican.va
 
Fecha de publicación original
2 de Febrero 1974
 
Número de edición 
No tiene
 
Tipo del contenido
Documento
 
Formato del contenido:
PDF
 

Publicado en 1 Documentos
Spanish Catalan Dutch English French Haitian Creole Italian Portuguese

Búsquedas

Documentos

Expedientes

Contáctanos



Tenayuca 350,
Col. Sta. Cruz Atoyac

Del. Benito Juárez,
C. P. 03310
México, D. F.
 

Teléfonos:
(55) 5688-6336
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Localízanos