07 Reseñas

 


 

La espiritualidad es un tema de especial actualidad en el contexto actual de México en el que la injusticia, la dolorosa inequidad social son visibles, y en el que el pueblo pobre manifiesta profundos anhelos de liberación. La tarea de la Iglesia en la base es de singular relevancia para anunciar el amor de Dios que camina con nosotras y nosotros.

Las Comunidades Eclesiales de Base vivimos una profunda espiritualidad enraizada en el seguimiento a Jesús, encarnado en la realidad de las/os pobres, para tejer la fraternidad y reclamar la dignidad que nos da el ser hijos e hijas de Dios Padre y Madre.

Ponemos en sus manos este folleto que ha sido preparado por diversos autores y autoras de los equipos nacionales para que nos ayude a profundizar esta espiritualidad, a confirmar lo que ya vivimos y es parte de nuestra identidad y a darnos cuenta de aquello en lo que todavía nos falta avanzar.

Aprendemos a vivir en comunidad. Segunda parte: Juzgar: Iluminamos nuestra vida a la luz de la Palabra. Guía para animadoras y animadores de comunidades infantiles (ACI)

“Y Jesús crecía en estatura, sabiduría y gracia, ante Dios y ante la comunidad”. Lc 2,52

“Aprendemos a vivir en Comunidad” es un esfuerzo que las Comunidades Eclesiales de Base estamos haciendo para formar a las niñas y niños en un estilo de vida que por sí mismo va haciendo posible vivir en la comunidad.

La primera parte de estas catequesis infantiles retomaron el primer paso del Método de CEB, el Ver, por lo que se llamó “Vemos la realidad”. Esta segunda parte que ahora ponemos en tus manos se llama “Iluminamos nuestra vida a la luz de la Palabra”, que retoma el segundo paso del método: Juzgar.

Esperamos que este aporte que surge en la dinámica de relanzamiento de las CEB, apoye la segunda etapa y sea un verdadero FORTALECIMIENTO, en la esperanza de una Iglesia de las y los pobres comprometida a seguir siendo sal, luz y fermento en el mundo.

Invitada por Amerindia a participar del Primer Congreso de Teología de América Central y El Caribe, realizado en Guatemala en el mes de abril del año 2011, me pidieron que presentara una experiencia de lectura popular de la Biblia. Tuve que elegir entre la experiencia de la Escuela Bíblica “Monseñor Romero” (mi gozo y mi corona) que en 6 años ya ha dado como fruto 90 animadores y animadoras bíblicos populares para Haití y ha hecho nacer 5 nuevas Escuelas Bíblicas en diferentes puntos del país, y la experiencia más simple y pobre de lectura bíblica, popular y comunitaria que estoy acompañando. Con el corazón puesto en el Evangelio, elegí esta última, aunque con serias dudas si satisfaría las expectativas de las y los participantes del Congreso. La experiencia fue recibida con alegría y, luego de la presentación, la revista de Teología Perspectivas me pidió que la escribiera como artículo que pudiera ser publicado. De ahí ha nacido este artículo que hoy les estoy compartiendo.

Esta es una sencilla experiencia de lectura popular, comunitaria, liberadora, ecuménica y militante de la Palabra de Dios. Cinco adjetivos que van gestando una espiritualidad propia del discípulo y de la discípula de Jesús de Nazaret.

Este es el tercer volumen de la serie de tres, que contiene, cada uno, once temas sobre la figura de Jesús. Treinta y tres temas en total, que vienen a conformar una breve y sencilla cristología para principiantes.

Más que para la lectura personal, están pensados para ser trabajados en círculos bíblicos, con una dinámica que busca reflexionar sobre la vida, descubrir la palabra de Dios en la vida, y generar compromisos que produzcan cambios en la propia vida y en la del grupo.

El primer volumen es el comienzo de la Buena Nueva. Trata de reflexionar sobre los treinta primeros años de Jesús de Nazareth y el comienzo de su acción misionera. Hace una descripción del terreno y prepara los ojos, la mirada. El segundo, la comunidad y su misión, habla de los tres años de la actividad apostólica de Jesús y profundiza en el anuncio de la Buena Noticia y en la misión de la comunidad. El tercer volumen, conflicto, derrota, victoria, contempla de cerca el conflicto que provocó la muerte de Jesús, y su resurrección.

Este es el segundo volumen de la serie de tres, que contiene, cada uno, once temas sobre la figura de Jesús. Treinta y tres temas en total, que vienen a conformar una breve y sencilla cristología para principiantes.

Más que para la lectura personal, están pensados para ser trabajados en círculos bíblicos, con una dinámica que busca reflexionar sobre la vida, descubrir la palabra de Dios en la vida, y generar compromisos que produzcan cambios en la propia vida y en la del grupo.

El primer volumen es el comienzo de la Buena Nueva. Trata de reflexionar sobre los treinta primeros años de Jesús de Nazareth y el comienzo de su acción misionera. Hace una descripción del terreno y prepara los ojos, la mirada. El segundo, la comunidad y su misión, habla de los tres años de la actividad apostólica de Jesús y profundiza en el anuncio de la Buena Noticia y en la misión de la comunidad. El tercer volumen, conflicto, derrota, victoria, contempla de cerca el conflicto que provocó la muerte de Jesús, y su resurrección.

Este es el primer volumen de la serie de tres, que contiene, cada uno, once temas sobre la figura de Jesús. Treinta y tres temas en total, que vienen a conformar una breve y sencilla cristología para principiantes.

Más que para la lectura personal, están pensados para ser trabajados en círculos bíblicos, con una dinámica que busca reflexionar sobre la vida, descubrir la palabra de Dios en la vida, y generar compromisos que produzcan cambios en la propia vida y en la del grupo.

El primer volumen es el comienzo de la Buena Nueva. Trata de reflexionar sobre los treinta primeros años de Jesús de Nazareth y el comienzo de su acción misionera. Hace una descripción del terreno y prepara los ojos, la mirada. El segundo, la comunidad y su misión, habla de los tres años de la actividad apostólica de Jesús y profundiza en el anuncio de la Buena Noticia y en la misión de la comunidad. El tercer volumen, conflicto, derrota, victoria, contempla de cerca el conflicto que provocó la muerte de Jesús, y su resurrección.

 

Este texto, que en su original portugués lleva como título principal “Yo creo-nosotros creemos “, es un tratado de teología de la fe. Por eso simple y llanamente lo hemos titulado así.

La fe —se dice— es la respuesta del hombre a dios que se le revela. Ambas, pues —revelación y fe—, están íntimamente relacionadas. Son las dos caras de una misma moneda. No hay relación divina que no está destinada —intencionadamente— a ser acogida por el ser humano. Y no hay ser humano dispuesto a acoger la revelación divina que no haya sido constituido “oyente de la palabra” por la misma revelación salvífica trinitaria. “En este sentido, toda la humanidad es constituida como el gran pueblo de dios.

Elaborar esta relación íntima y fundamental entre revelación y fe constituye el desafío de este tratado de teología de la fe. Por esta razón no se estudian por separado, primero la revelación y luego fe, sino que, partiendo de la fe personal (“Yo creo”) en la iglesia (“nosotros creemos”) se engloba también el tratado tradicional de la Revelación en una única síntesis.

Pero esta reflexión no será meramente formal. Es decir, no se estudiará sólo la compatibilidad formal entre respuesta humana y propuesta divina. Se verá, más bien, de qué manera el ser humano —el alumno de teología— insertado en un contexto sociocultural y eclesial —modernidad, postmodernidad— es interpretado por la Revelación, es llamado a la respuesta de la fe.

Notemos, además, que esta reflexión teológica ha de hacerse en el contexto de América Latina, es decir, desde la presencia cuestionadora del pobre. Aquí, en nuestro continente la pregunta fundamental planteada a la fe cristiana, tanto personal como comunitaria, sigue siendo cómo se puede creer —como persona y como comunidad— en un continente dominado por una justicia que empobrece y excluye a las mayorías.

Tienes en tu mano más que un libro, una especie de manual para que puedas tú mismo desarrollar y hacer tuya esta herramienta de autoconocimiento. Tal vez sea ésta una de sus originalidades; la propuesta de conocer, entender y hacer tuya esta herramienta.

Sin duda, algo ayudará el hablar acerca de nuestras relaciones, que hacia esto en parte va el proponerte que conozcas y tomes esta herramienta como algo que te puede ayudar firmemente a manejar  tus relaciones, a hacerlas mas plenas y a darles calidad, tratando de entenderte y de entender a los otros.

Nuestra conducta humana es muy complicada. ¿Por qué? Por que no hay dos personas iguales. No podemos juzgar a los demás basándonos en lo que nosotros pensaríamos o haríamos, porque las diferencias individuales son enormes. El otro siempre es distinto y normalmente siempre tiene la culpa.

Ésta es como la tarea mayor:  aceptar la existencia de grandes diferencias entre los individuos e intentar comprender la otra parte.

Los problemas en nuestras relaciones humanas provienen siempre de malos entendidos. No entendemos el punto de vista del otro ni este entiende el nuestro. Recordemos que el Hombre- Mujer siempre actúa según lo que ve, según lo oye, según lo que siente y según lo que se imagina.

En un mismo lugar dos personas ven cosas completamente distintas, usan vocabularios diferentes.  Los hechos son los mismos su interpretación varia en función de cómo ve, cómo oye, siente o imagina cada uno. Esto está en la función de cada forma de ser, de la personalidad.

Miles de familias en la calle, con sus viviendas embargadas; millones de desempleados; el espectro de la crisis del 1929; unos banqueros desesperados; responsables enloquecidos… Eso pasaba en 2008.

Dos años más tarde, la escena es abrumadora: ese cataclismo que le tocó al mundo entero tendría que haber llevado a una revisión del modelo económico.
Esto es lo que propone Francisco Van der Hoff, Creador del comercio justo, cofundador de la marca Max Havelaar. Gracias a su experiencia con los más pobres, elaboró un modelo que escapa a la recesión y se muestra más eficaz para enfrentar las crisis que las prebendas del Estado Providencia.

La macrourbe moderna es una realidad compleja. Es un espacio vital lleno de contradicciones, expectativas y frustraciones.

Sus habitantes, a la vez testigos y protagonistas, la convierten en hábitat indeseable y a la vez amable. Por un lado es una tarea, y, por el otro, un desafío. Debido a su insaciable capacidad de concentración de lo mejor y de lo peor, tiene un enorme poder de influencia.

¿Qué hacer para servir pastoralmente a la urbe? ¿Cómo evangelizar en una realidad tan compleja? Si, como parece evidente, una pastoral con características rurales resulta inadecuada, ¡cuál ha de ser el rostro de una pastoral propiamente urbana?

La respuesta a éstas y otras preguntas es obviamente compleja. Iniciar y desarrollar una pastoral urbana implicada diversos retos. A ellos se enfrenta en este libro —primero de una serie— el equipo “Espacio de Pastoral Urbana”.

Página 4 de 5
Spanish Catalan Dutch English French Haitian Creole Italian Portuguese

Búsquedas

Documentos

Expedientes

Contáctanos



Tenayuca 350,
Col. Sta. Cruz Atoyac

Del. Benito Juárez,
C. P. 03310
México, D. F.
 

Teléfonos:
(55) 5688-6336
procesosceb@gmail.com

Localízanos